viernes, 15 de abril de 2016

SANDRO, Beat Latino: La clase magistral del Gitano...



¿Por qué hablamos de un disco de Sandro? Porque, antes de la bata roja, la rosa, las películas berretas, las nenas y el murallón de Banfield; antes de la masividad y la leyenda eterna, antes, mucho antes, hubo un cantante de rock, y uno de los mejores que tuvimos en estas pampas… Pero, y lo más importante, porque Sandro siempre fue un tipo que sabía cómo darle vida a una canción; un gran interprete y artista -más allá de si nos gustara o no su repertorio-. No por nada, varios músicos de la Cultura Rock como Charly García y Pedro Aznar –quienes cantaron con él en el disco Tango 4-, o León Gieco y los Attaque 77, lo admiraban y ponderaban. Incluso, alguna vez, a fines de los 90, se editó un disco de versiones rock de temas suyos, en donde se destacaba el cover de los Divididos de “Tengo”.

Sin embargo, nada de esto nos sorprende cuando escuchamos el material grabado por el Gitano en su período 1963 – 1967, cuando editó una serie de simples y cinco elepés –primero junto a Los del Fuego y luego acompañado por el jazzero Black Combo- que son una auténtica biblia de la música pop de los 50 y 60; álbumes en los que Sandro hizo versiones en castellano de Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Dave Clark Five, The Beatles, The Kinks, Roy Orbison, Gerry and the Pacemakers, Ray Charles, Little Richards, The Animals, Fats Domino, Bob Dylan -en este caso, por favor, chequear su increíble versión en castellano de "Soplando en el Viento"- o Roy Orbison; más varias de las mejores canciones del pop italiano, francés y portugués –y hasta algún delicioso rockito propio como “Peggy, Peggy”, de 1965- .

Justamente, el disco que concluye esta primera etapa del cantante es el magnífico Beat Latino, en donde Sandro se apresta a iniciar su etapa de cancionista romántico, pero aún tiene muchas ganas de rockear, por lo que el repertorio incluido en este álbum está muy bien balanceado y contiene un par de perlas imperdibles.
Comenzaba con “Buen Muchacho” (“Bom Rapaz”), un tema -compuesto por Geraldo Núñez- con un ritmo casi de “tarantela rock”, hecho a medida del señor Roberto Sánchez -más allá de que la métrica de la canción haya sido forzada en forma exagerada, en su traducción al castellano, llevándolo a cantar en el estribillo un desopilante (y literal) “buen muchacho ser para merecer otro gran amor” (!)-. El segundo tema de este Beat Latino era “Juanito Guitarra” (“Johnny Guitar”), el clásico de Young & Lee, versionado en forma acertada por Sandro, quien lo convierte en una canción oscura, melancólica y sentida. “Dile a la Lluvia” (“Tell it to the Rain”, de Petrillo y Cifelli) era otra historia, una alegre canción de divertido pop sesentoso, urgente; mientras que en el cover del histórico “Si Yo Fuera un Carpintero” (“If a Were a Carpenter”) -compuesto por el malogrado Tim Hardin, y versionado por medio mundo, desde Bobby Darin hasta Robert Plant- Sandro la rompe, haciendo suya a esta inmortal canción folk. Otros de los grandes momentos de Beat Latino incluyen la interpretación de “Lavé Mis Manos en Agua Barrosa” (Babcock) y, especialmente, la inclusión del clásico “Ave de Paso” (compuesto por Sandro y Armil), uno de los primeros éxitos masivos del cantante de Valentín Alsina, que le debe mucho a los Beatles y al folk-rock, en especial por la inclusión de esas guitarras a la “Hard Day´s Night”, más el impresionante solo de saxo, cortesía del gran Bernardo Baraj. En resumen, uno de los mejores temas jamás compuestos por Sandro, y, quizás, junto a “Tengo”, otra de esas canciones que merecerían integrar el panteón de clásicos del rock argentino por derecho propio.

Beat Latino continuaba con “Cuando Hablo de Ti” (Bardotti Reverberi), un atractivo tema de pop italiano, y “Pájaro Nocturno” (Poinareff-Gerard), una impactante canción francesa; ambos, eran impecablemente interpretados por Sandro, quien otra vez se apropiaba en forma genial de temas ajenos. Sin embargo, el disco caía en un pozo con la desafortunada inclusión de “Miguel e Isabel”, mediocre tema compuesto por Luis Aguilé, del que mejor no reseñar nada; y por “Con los Ojos del Recuerdo”, un tema de Sandro y Anderle que anticipa la posterior etapa melódica del cantante. Por suerte, luego de este olvidable intermezzo, volvemos a apretar la tecla play para escuchar lo que sigue, que sí está muy bueno; en especial “Queda Poco Tiempo”, un gran tema compuesto por Sandro y Armil, y “Me Acordé” (Adamson Donaldson), un rockazo de aquellos.

Afortunadamente, en su reedición en CD (de 1997), Sony Music (ex CBS) agregó un par de bonus tracks –con simples de la época y temas descartados- que completan en forma acertada el material de Beat Latino. Ahí tenemos a “Tu Manera de Andar”, una increíble canción compuesta por Sandro y Anderle, que había permanecido inédita hasta ese momento; “Extiéndete que me Encontraras”, el clásico tema soul compuesto por Holland-Dozier-Holland, en donde Sandro da cátedra, demostrando que puede cantar como si fuera un negro; “Flamenco”, una mediocre canción (de Robert Jerome) –solo entendible si tenemos en cuenta el ideario de fantasía gitana del cantante-; “Disparada”, otra buena canción pop, y la desopilante versión en italiano de “Ave de Paso”, “inédita” -más que nada, seguramente, porque nadie se atrevió a editarla en su momento…-; un simpático momento bizarro que no empaña el material, casi en su totalidad, de gran factura, incluido en este disco.

Luego, a fines de ese mismo 1967, Sandro ganaría el Festival Buenos Aires de La Canción con su “Quiero Llenarme de Ti”, iniciando su periodo más exitoso y masivo –junto a la guía de Oscar Anderle, su mítico representante y colaborador compositivo-; pero esa es harina de otro costal, lo mejor de su etapa rock y pop llegaba hasta este Beat Latino, un disco sin pruritos y muy recomendable.

Emiliano Acevedo




1 comentario:

  1. Muy bueno. Lamentablemente no hoy mucha información sobre la discografía de Sandro. Particularmente edito mis discos en MP3, con la información de los productores, banda musical, autores, etc. Lo mejor que encontré en cuanto a información se refiere, está en este artículo. Gracias. Salud.

    ResponderEliminar